Tendencias que arrasarán en 2017

 Tejidos ricos en detalles y de máxima calidad, como el tafetán, encajes, tul, mikados, crepés y muchas opciones más. Recopilamos todo a continuación.

Entre las propuestas, vemos siluetas de todo tipo. No podían faltar los siempre clásicos, vestidos de novia corte princesa, así como los vestidos de novia corte sirena. Lo que llama la atención es la cantidad de diseños ligeros con faldas confeccionadas en finos tejidos como el crepé. 

Cortes

Trajes que se amoldan a la figura femenina como una segunda piel, son ideales vestidos de novia para mujeres altas y delgadas. Otra de las figuras que se contrapone a los diseños son, como decíamos anteriormente, los vestidos de novia con falda voluminosa. Ceñidos a la cintura de la que sale una espectacular falda que te hará sentir como en un auténtico cuento de hadas.

 

Escotes

Aunque los hay de todo tipo, los vestidos de novia con escote ilusión siguen estando en las primeras posiciones. Formados por un canesú de tul con detalles bordados o finos encajes. Son escotes súper favorecedores y quedan de maravilla a todas las mujeres. Si apostamos por un diseño más sensual, no podemos olvidarnos de los vestidos de novia con escote en V, que sientan bien a casi todo el mundo, sobre todo aportando volumen a aquellas mujeres que tienen poco pecho. Bien con encajes, con tul o simplemente del mismo tejido que el resto del cuerpo del diseño, son una de las mejores opciones.

Junto con estos dos escotes, que seguirán siendo tendencias en 2017, encontramos los vestidos de novia con escote a la espalda, un clásico de las últimas temporadas. Y es que la sobriedad de un diseño en su parte delantera se compensa con labradas espaldas. Encontramos diseños de todo tipo para el 2017, para los que se utiliza mucha pedrería que bien utiliza para rematar cinturas y hombros, como para hacer composiciones que caen sobre la parte trasera como si se tratase de ligeros collares. ¡Una auténtica joya para novias!.

 

Encaje, pedrería, transparencias y volúmenes

Cuando hablamos de este tipo de industria textil, los detalles siempre son los que marcan la diferencia y hacen de un diseño que no llame la atención algo espectacular y único. Es el caso de los looks con pedrería, transparencias y volúmenes que tienen su hueco para 2017.

La pedrería, tanto en bordados de perlas como con incrustaciones de cristales, resulta exquisita. Lo vemos en diseños que se componen de tul bordado con pedrería y crea una segunda capa sobre finos rasos y crepés, o en los vestidos de novia con cinturón. También pueden incorporar pedrería en la espalda o a modo de hombreras.

Los vestidos de novia con transparencias fueron los reyes de las pasarelas y colecciones internacionales en 2016 y en 2017 seguirán pisando fuerte e innovando aún más. En mangas con remate al puño, en escote, en espalda, pero sobretodo, en diseños completos. Maravillosos guipures y encajes de todo tipo que dan como resultado un estilismo de infarto.