Objetivo vientre plano: 4 consejos muy útiles para marcar cintura

Consíguelo con gestos tan sencillos como controlar la respiración o practicar abdominales isométricas

 

El abdomen es una de las zonas que más interesa trabajar cuano llega la operación bikini y comienzan las prisas por querer llevar las tendencias de moda baño. En esta cuenta atrás para el verano, los expertos recomiendan seguir algunos hábitos 'detox' e incluir alimentos en la dieta como las semillas de lino o los frutos rojos. Pero además, existen ciertas rutinas y tratamientos que te ayudarán a conseguir un vientre más firme en menos tiempo.

 

 

 vientre_plano-2z

1. Aplica cosmética con principios activos potentes

Algo que debemos saber acerca del vientre, antes de comenzar una rutina, es que "es una zona en la que tenemos que ejercer una cierta presión, sin arañar ni estirar los tejidos para no favorecer la flacidez", declara Jennifer Douville, directora de formación de Rituals Cosmetics Spain. Por ello, lo mejor es elegir productos que contengan principios activos reafirmantes como la centella asiática. Para aplicarlo, apunta la experta, "primero calentaremos el producto en las manos y a continuación palparemos el abdomen, dejando que el producto se pose sobre la piel. Así, con las palmas abiertas, realizaremos movimientos circulares en el sentido de las agujas del reloj". El motivo principal de esta dirección es que es la misma que sigue nuestro sistema digestivo, el cual estaremos activando levemente, y de hacerlo al contrario podríamos enturbiar su funcionamiento regular. Asimismo, prosigue Douville, "cogeremos otra pequeña cantidad y realizando los mismos pasos, trataremos los flancos laterales con iguales masajes rotatorios, ya que la zona del vientre y los flancos en realidad es toda una, que debe ser tratada por igual".

2. Hazte un masaje drenante todas las noches

La doctora Inma González, especialista en medicina estética de la Clínica Tufet (Barcelona), recomienda también por los masajes abdominales para reducir la grasa excedente poco a poco. "Debemos tener en cuenta que los masajes agresivos pueden dañarnos, y que hay que tener especial cuidado en el área del hígado. Es conveniente que siempre utilicemos alguna loción o aceite para masajes, y que la persona a la que se le vaya a hacer el masaje esté lo más plana posible. Muchas veces se recomienda comenzar con el lado derecho, donde tenemos el hígado, e ir poco a poco hacia el izquierdo, donde está el estómago", concluye. Este tipo de masaje ayuda a estimular los sistemas digestivo, linfático y cardiovascular y ayudará a tonificar los músculos.

alessandra_ambrosio-2z

3. Congela la verdura para digerirla mejor

Mantener un vientre plano y firme es algo en lo que forman parte varios factores. En primer lugar, la alimentación para no engordar y eliminar posibles hinchazones, gases y retenciones de líquidos. Si tienes previsto ir a la playa, evita días antes tomar lechuga o legumbres para prevenir así la sensación de hinchazón. "Esfundamental mantener una dieta variada rica en vegetales, frutas y agua,eliminando en todo lo posible la sal, los azúcares, las grasas y todos los productos refinados", insiste la portavoz de Rituals. Si además congelas la verdura, harás que a tu sistema digestivo le cueste menos procesarla.

4. Practica ejercicios aeróbicos y de cardio
Los ejercicios aeróbicos y de cardio son los que más ayudan a deshinchar la zona, combinados, como es lógico, con otros propios de la zona abdominal para fortalecerla. En casa, estos dos ejercicios pueden ayudarte sin necesidad de apuntarte al gimnasio.
-La bicicleta. Boca arriba, levanta tus piernas y muévelas como si estuvieras pedaleando. Pon tus manos detrás de tu cabeza, y cada vez que acerques una de tus piernas a tu cara, tócala con el codo opuesto.
- Abdominales isométricas. Colócate boca abajo con las piernas extendidas. Apoya los codos y las puntas de los pies para elevarte del suelo, de manera que las extremidades inferiores y la columna estén rectas. Aguanta en esta posición, procurando que los brazos y los hombros estén relajados. Haz series de 20 segundos.

Si tenemos que decantarnos por un solo ejercicio, las clásicas abdominales funcionan pero... ¿cómo hay que hacerlas para que sean eficaces? Según Sergio Fernández, doctor de Clínicas Dorsia, "Hay que trabajar a diario puesto que el abdomen es una zona en la que hay una mayor tendencia a acumular grasa y, por lo tanto, es más difícil marcar estos músculos frente a otros como puedan ser el bíceps, triceps o cuadriceps”. Los más recomendados para la mujer son los hipopresivos y los isométricos. "Los primeros trabajan, no con el esfuerzo y el movimiento, sino con el control de la respiración, para forzar la reeducación postural. Se basan en la contracción del diafragma, que, a su vez, produce el mismo efecto en vísceras y músculos de la zona", señala el médico estético. "Los isométricos se apoyan en la quietud. Contraemos los músculos, mientras estamos parados. Trabajamos sólo la zona indicada, forzando un trabajo más intenso".