Consejos para aprender a maquillarse

Maquillarse se ha convertido en todo un reto para muchas mujeres, sin embargo, pocas tienen esa habilidad que se observa en tutoriales que suben a redes sociales algunas expertas.

Lo cierto es que lograr ese look que en momentos se requiere, no es imposible, solo se necesita mucha práctica.

Aquí te damos un paso a paso de un maquillaje básico, el cual te permitirá resaltar tu belleza en pocos minutos y ganar confianza para que comiences a crear tu propio estilo.

“Necesitarás un rizador de pestañas y un set de brochas básico. Lo importante, es que traiga una brocha grande y redonda para aplicar los polvos traslúcidos y el rubor, y una más pequeña para maquillar las cejas.

Es recomendable también utilizar cosméticos con componentes naturales preferiblemente veganos”, explicó Tatiana Navarrete, directora de mercadeo de Cosméticos Bardot. 

 

Set de maquillaje:

  • • Una base ligera
  • • Corrector de ojeras
  • • Polvos traslúcidos
  • • Kit de sombras
  • • Pestañina
  • • Rubor
  • • Labial

1. Prepara la piel: Primero, retira las impurezas de la piel y las células muertas con un algodón empapado de agua micelar o el desmaquillante de tu preferencia. Una vez limpia, aplica un tónico facial para refrescar la piel y finaliza con una crema hidratante. No olvides aplicar un protector solar.

2. Base: La idea, es que esta sea del color que más se acerque a tu tono de piel. Para aplicarla, pon en los dedos de las manos pequeñas gotas de base en diferentes puntos: frente, pómulos, nariz, barbilla. Luego, espárcela sobre tu rostro con los dedos. No olvides incluir el cuello para evitar que el maquillaje tenga un efecto de máscara, ni los párpados, pues así se fijará mucho mejor la sombra de los ojos.

3. Corrector de ojeras: Debe tener el mismo tono de la piel o un poco más claro. Aplica con pequeños golpecitos debajo de los ojos y en otros lugares en los que desees disimular imperfecciones. Ahora, solo debes difuminar. Puedes hacerlo con la yema de los dedos o con una brocha.

4. Polvos traslúcidos: Con la brocha grande, pasa los polvos traslúcidos en todo el rostro. Esto permitirá sellar la base y mantener la piel sin brillo a lo largo del día.

5. Sombras: Mientras adquieres práctica, te sugerimos dejar de lado los colores de sombras oscuros y elegir tonos más naturales como la tierra. Puedes empezar con dos tonos de sombra: uno claro y otro más oscuro. Con una brocha redonda o la yema de los dedos, aplica un poco de la sombra clara comenzando en la línea de las pestañas, y avanza poco a poco hasta el pliegue del párpado. Aquí, continua con la sombra más oscura, haciendo movimientos de un lado al otro a lo largo del pliegue hasta difuminar bien el producto.
Finaliza con un poco más de la sombra clara debajo de las cejas y en el lagrimal. Esto hará que tus ojos se vean más grandes.

6. Cejas: Maquillar las cejas dará un marco a tu rostro. Para lograrlo, toma la brocha pequeña imprégnala con una sombra del color más cercano al de tus cejas. Péinalas suavemente para rellenarlas y darles forma.

7. Pestañas: Unas pestañas curvas y gruesas son imprescindibles. Primero rizarlas. Ponga el rizador en la base de las pestañas y presione durante cinco segundos. Después, pase la pestañita de la raíz a las puntas fijando la mirada hacia abajo. Aplique dos capas.

8. Rubor: Con una brocha grande y redonda, pase el rubor sobre los pómulos. Si quiere identificar bien en donde empezar, ¡sonría! Así se marcarán de forma clara. Realiza movimientos desde el centro hacia la sien.

9. Labial: Para el día funcionan los colores más suaves como el rosa, o los tonos tierra y en la noche, puedes demostrar toda tu personalidad con colores intensos como el rojo y el violeta.