Manicura de Halloween en clave minimalista

8 ideas para una manicura de Halloween en clave minimalista

Aunque esta fiesta no se caracteriza precisamente por tener una estética sencilla, hay muchas opciones para quienes quieren dar un toque Halloween a sus uñas (sin perder sofisticación)

Si eres más de manicura francesa que de nail art; si prefieres los tonos lisos y sobrios en lugar de los efectos fantasía; si llevas las uñas con una longitud media y huyes de los tamaños XXL, es probable que pienses que Halloween no es para ti, ni siquiera en un pequeño detalle como es el de las uñas. Error. Sin salirte demasiado de tu zona de confort, lo cierto es que existen multitud de ideas minimalistas con ese toque de terror (pero sin pasarse) que pueden convertirse en una alternativa perfecta para celebrar esta fiesta sin caer en el disfraz. Diseños de lunas y estrellas, pequeños fantasmas o gatos negros, motivos otoñales con un punto dark… Existen más opciones de las que imaginas para una manicura de Halloween que no rompa (en absoluto) con tu estilo personal. Ahí van ocho.

#1. Noche estrellada

Sin caer en el lado más literal de la festividad, los diseños inspirados en el cielo nocturno son una buena alternativa para quienes buscan una manicura de Halloween sencilla y elegante. Pequeñas lunas y estrellas se dibujan sobre las uñas, combinando el blanco y el negro o apostando por otras tendencias, como por ejemplo el degradado, con fondos plateados o dorados que se fusionan con el tono natural de la uña.

 

#2. Arañazos en clave minimal

Una opción muy (muy, muy) discreta es apostar por unos arañazos dibujados con un trazo muy fino, en color negro y sobre la base natural de la uña, tal como propone la famosa manicurista Betina Goldstein. Una manera fácil de dar un toque inquietante a las uñas sin comprometerte demasiado con la estética halloweeniana. Y si quieres darles un punto más espectacular, la nail artist también ha creado una versión que recubre los arañazos con purpurina plateada.

#3. Manicura pumpkin spice

La ya clásica bebida que lanza Starbucks cada otoño, el pumpkin spice latte, inspira una de las últimas manicuras creadas por Tom Bachik –nail artist de celebrities como Jennifer Lopez–, y que por sus tonos anaranjados resulta ser una idea perfecta para unas uñas de Halloween en clave (muy) sutil, sin caer en el típico dibujo de la calabaza. Para ello, combina un tono ocre y otro terracota, fundiéndolos entre sí para crear esa textura cremosa tan característica de este café.

#4. Inspiración witch

Las brujas son, sin duda, un recurso común en lo que a esta festividad se refiere. Y todos los signos asociados a ellas pueden ser un buen motivo decorativo para una manicura minimalista. La estrella de cinco puntas, las runas o los gatos negros son buenas opciones, sobre todo si son diseños en blanco sobre negro o sobre la uña desnuda. Otro detalle que hemos visto en el perfil de Instagram del salón de manicuras londinense Vanity Projects es combinar estos dibujos con un acabado de efecto mate que potenciará aún más el efecto witch.

#5. Bloody nails

Puede que la sangre como inspiración para tu manicura parezca una idea un poco macabra, pero viendo cómo la interpretan diferentes nail artists, lo cierto es que es una opción de lo más apetecible sin dejar de lado el minimalismo. Sobre una base blanca o natural, la clave está en pintar solamente las puntas de las uñas con un tono rojo o burdeos, imitando el efecto de la sangre goteando, pero con un toque de dibujo animado para restarle el componente gore. Puedes hacerlo en todas las uñas o solo en una o dos, dejando las demás pintadas por completo del color rojo escogido, de modo que el acabado sea más discreto. También hemos visto la versión contraria, pintando desde las cutículas hacia las puntas con el burdeos para crear un degradado muy bloody.

#6. (Simpáticos) fantasmas

La manicura con diseños fantasmales ya se presenta como la favorita para este Halloween, puesto que diferentes nail artists y salones han creado sus propias versiones con unas coordenadas muy parecidas. Sobre la uña desnuda, dibujan pequeños fantasmas de estética cartoon en color blanco o negro, de modo que pasan bastante desapercibidos, pero aportan un detalle especial al look. Pintados con diferentes siluetas para que no parezca repetitivo; combinando uñas cubiertas por completo por otras solo con las french tips maquilladas; o partiendo de una manicura francesa para crear las figuras fantasmales, hay más opciones de lo que parece.

#7. Del black onyx al dark chocolate

Para las más clásicas, la solución es tan evidente como sencilla; en lugar de apostar por un nail art (por simple que sea), decántate directamente por un color liso, pero sin salirte de la temática. En este sentido, hay dos tendencias de la temporada que encajan a la perfección: el black onyx (ónice negro) y el dark chocolate (chocolate negro). Ambos tonos son oscuros, sofisticados y cubiertos por una pátina luminosa de efecto gloss que los hace aun más elegantes.

#8. Con telarañas

Los diseños de telarañas también son muy socorridos cuando llega Halloween, tanto para complementar otros nail arts como para decorar de forma discreta una esquina de las uñas. La clave está en recurrir, de nuevo, al color negro o blanco y aplicarlo con un trazo muy fino para ese acabado minimalista.

Tomado de Vogue.es

Conecta con nosotros! 

Leave your comments

Post comment as a guest

0
terms and conditions.

Comments