Leggings negros para esta primavera

Llevar leggings negros esta primavera es adelantarse a la moda (pero ojo, no vale con cualquiera).

Parecía que nos olvidábamos de ellos, pero esta primavera-verano 2024 la nostalgia ochentera se materializa en esta prenda ligada al mundo deportivo que, además, recupera un elemento clave de su historia: el fusseau.

‘Leggings fuseau’: la versión elevada de la prenda deportiva por antonomasia vuelve y lo hace por todo lo alto

Al igual que lo hacen las mariposas en primavera y en verano, los leggings se transforman o, mejor dicho, tornan a esa esencia ochentera que desprenden los diseños con estribos elásticos en la parte inferior y con cortes que evocan a los patrones acampanados.

Las tendencias que brotan esta primavera-verano 2024 se perfilan cada vez de manera más nítida y lo hacen cargadas de colores neutros y formas básicas con diseños elementales como el de los leggings negros a la cabeza.

Propios del armario deportivo y de las combinaciones de estilo athleisure, los orígenes de esta parte inferior se remontan a mediados del siglo pasado. Tras surgir como una prenda liberadora, posteriormente se convirtieron en un indispensable para bailar en las pistas durante los años 80 –es imposible que no nos vengan a la cabeza los leggings encerados de Olivia Newton-John en Grease–. En 2014 con el auge de la tendencia athleisure y la influencia de personalidades como el clan Kardashian-Jenner o la mismísima Hailey Bieber, combinada con la inclinación hacia una vida más activa y sporty, recobraron importancia y, hasta el día de hoy, se han vuelto indispensables en nuestros looks. Aunque eso sí: lejos de mantener ese talante deportivo, los leggings se han convertido en nuestros mejores aliados para el día a día, posicionándose, además, como una alternativa extra cómoda a los pantalones.

Pues bien, este 2024 la versión más contemporánea de esta prenda ya clásica viene cargada de guiños al pasado y se materializa en su interpretación más sencilla –aunque no menos sofisticada-. Nos referimos, claro, a los leggings negros con estribos, también conocidos como leggings con fuseau. De este modo, las combinaciones de estos pantalones abandonan el armario deportivo para inmiscuirse en los looks de oficina más elegantes e, incluso, en las mezclas de noche más atrevidas.

Los perennes leggings negros son la elección clásica que compone la base perfecta para todo tipo de estilismos. Por eso, una vez elegidos los cimientos sobre los que se formará el look, el resto de la combinación se construye prácticamente sola. Por algo marcas de lujo como Jacquemus o Acne los han incorporado a sus colecciones esta temporada.

Así, mientras que Simon Porte Jacquemus apostaba por la versión más purista de los leggings fuseau en Les Sculptures, presentación en la que la sastrería de líneas arquitectónicas no renunció al espíritu relajado de la marca; por su parte Acne Studios los incorporó en su interpretación más dosmilera: de talle bajo y reinterpretando el estribo alargando la longitud del pantalón hasta cubrir la mitad del empeine. ¿La clave? Estilismos compuestos por bloques monocolor en los que las proporciones y las cinturas marcadas adquieren un papel protagonista.

ero si ha habido un lugar donde han destacado, ese ha sido el street style. Las que más saben juegan con sus armarios para combinar estos pantalones y lo hacen sin miedo a las mezclas más inesperadas. Arriesgan con los estribos y los colocan por fuera del calzado que van desde las zapatillas más feístas a los zapatos de tacón sensato más exquisitos. Tal es la versatilidad de los leggings fuseau, que podemos confirmar (y a las pruebas remitimos) que merecen un hueco en nuestros armarios cápsula.

Leave your comments

Post comment as a guest

0
terms and conditions.

Comments